martes, 30 de diciembre de 2014

Volando en C-130 Hercules de la FACh trasladando estudiantes de la Región de Aysén.




La Fuerza Aérea de Chile se ha caracterizado siempre por apoyar de forma constante a la comunidad ante diversas problemáticas propias del mundo civil, y en las que la rama aérea castrense entrega sus materiales a disposición de las políticas públicas y de la sociedad para
ayudar. En este contexto es que nuestro equipo tuvo la oportunidad de acceder a un vuelo junto a la FACh de apoyo a la comunidad para traslado de estudiantes de educación superior desde Santiago hacia la Región de Aysen, con el objeto de retornar a sus hogares para las festividades de fin de año.

Este vuelo fue gestionado por instituciones del estado como el Gobierno Provincial de Coyhaique y la Intendencia de la Región de Aysen, con la ayuda de grupos intermedios como lo son asociaciones de estudiantes y padres de la austral región, a lo cual la Fuerza Aérea respondió de manera positiva fijando el día de vuelo para el 23 de diciembre, trasladando alrededor de 100 estudiantes.

Fuimos citados para el 23 de diciembre a las 08:00 am en el Grupo de Aviación N° 10 ubicado en el aeropuerto internacional Arturo Merino Benítez en Santiago de Chile para realizar el chequeo, para luego embarcar en el Lockheed C-130H Hércules con registro 996 para iniciar nuestro vuelo hacia Balmaceda, programado para las 10:00 am.

El ambiente al interior de la sala de embarque del Grupo 10 de la FACh era de nerviosismo y a la vez de felicidad por parte de los estudiantes ya que luego de terminar el año académico en sus respectivas carreras y universidades, al fin podrían regresar a su región para reencontrarse con sus familias. 

El embarque procedió con normalidad luego de que fuéramos trasladados en un bus institucional hasta la plataforma de aeronaves, lugar donde ingresamos al Hércules de manera ordenada para administrar las posiciones de cada pasajero para el vuelo de 3 horas de duración. A pesar de que las butacas no son lo más parecido a las de un avión de línea, lo que menos importa en esta ocasión es la comodidad, sino que el arribar a destino prontamente para el anhelado reencuentro.

Despegamos por la "nueva" pista 19 del aeropuerto de Santiago (Ex-17L bajo reparaciones) y ascendimos hasta un nivel de vuelo de 19.000 pies (FL190) para proseguir a través del bello sur de Chile hasta la Región de Aysén. En el tramo final durante el descenso tuvimos leves turbulencias, propias de esta zona del país con fuertes vientos, que no impidieron en nada el aterrizaje por pista 27 del gigante Hércules tras una aproximación visual al aeropuerto de Balmaceda. 

Ya tras desembarcar y trasladarse a la sala de embarque del aeropuerto austral, se reunieron todas las emociones de estos estudiantes al reencontrarse con sus seres queridos tras largos meses sin la compañía de sus familias, por lo que la satisfacción por parte de la tripulación del Hercules es mucho mayor al ver que la labor fue cumplida a cabalidad, demostrando nuevamente el profesionalismo y vocación de servicio por parte de todos quienes componen la Fuerza Aérea de Chile.

Esta nota va dedicada a la tripulación del C-130 Hercules 996 de aquel vuelo y adicionalmente agradecemos a la Fuerza Aérea de Chile por las facilidades para poder realizar este reporte así como el vuelo en C-130. A continuación les acompañamos fotografías y vídeo del vuelo.

Fotografías cortesía Juan Carlos Bascuñán
Todos los derechos reservados.

Vídeo reporte del vuelo en C-130H Hercules 996 de la FACh.
Todos los derechos reservados.

1 comentario:

  1. Muy buen reporte! Este mismo Hércules vino a Formosa el 24 de Diciembre de 2013 para llevar a Chile a un grupo de jóvenes que habían sufrido un vuelco en el micro que viajaban

    ResponderEliminar